domingo, 9 de diciembre de 2018

PALABRAS ... COSA LIMITADA


Llegó a mi esa expresión.
Y me movió a reflexionar. 
Son realmente limitadas o debemos aprender a confiar en ellas??

De pronto una palabra puede ser tan clara y encerrar tanta riqueza, que genera al instante una imagen mental que hasta puede ser llevada al lienzo por un dibujante virtuoso.

Pero nuestra falta de confianza hace que se sientan menoscabadas e incómodas al rodearlas de otras con el afán de ser claros. Al punto que la gramática nos juega una mala pasada y terminamos convirtiendo un texto simple y claro en uno barroco y oscuro.

Tal vez en algunos casos baste con decir ...  devastada ... sola ... indignada ... impotente ... desesperanzada ... ahogada ... triste ... ... ...

Tal vez la limitación es nuestra capacidad de dar a conocer nuestros sentimientos y sentires.  

Tal vez ... ... ...

viernes, 23 de noviembre de 2018

CHIQUITO GRIS





Me duele tu dolor chiquito gris, que te acercás ofreciéndome limpiar mi parabrisas limpio y llevás en los deditos preparado el gesto para pedir una moneda.
Me duele ese dolor que reflejan tus ojos. Ojos que miran sin ver; ojos colmados de sabrá Dios qué imágenes.
Me duele tu mirada lejos, tus gestos automatizados, tu andar desganado, tu pelo revuelto que casi me impiden ver que ahí … de pie frente a mi … hay un niño.
Tu niñez quedó arrumbada, tal vez, desde que naciste.
 Tu niñez está escondida en un rincón olvidado, tras haber sido desplazada y arrasada por la soledad, el miedo, el hambre, los malos tratos y tantas cosas terribles que desconozco porque no estoy en tu piel.
 Porque no vuelvo a la noche al hueco donde vos vivís, no recibo las tundas que vos recibís si no llevás plata, no veo a mi mamá prostituirse ni a mi papá borracho, no tengo que tratar de dormirme enseguida entre los trapos que forman mi cama, para que no me muerda el hambre.
Me duele ese dolor que no calman ni las monedas, ni un billete, ni una bolsa de caramelos, ni un sánguche, ni una sonrisa…nada.
Me duele tu dolor…


jueves, 1 de noviembre de 2018


PORQUÉ LA VIDA ES HOY…???

Porque cada segundo tiene lo que le corresponde.
Porque ayer tuvo lo suyo. Y haya sido bueno o malo, feliz o agrio no podremos  quitar o sumar ni un ápice.
Porque mañana está por venir y por lo tanto no existe aun. Es mas, tal vez no llegue.
Pero hoy…aquí…ahora es nuestra oportunidad única, maravillosa, irrepetible de dar a nuestra existencia y a las de quienes nos rodean, el toque que haga que valga la pena.
Que valga la pena contar con esa capacidad de inspirar y espirar, de movernos de un lado a otro, de sentir el sol en nuestra piel, de mojarnos con la lluvia, de tiritar de frío, de mirarnos a los ojos, de tomarnos de las manos, de brindarnos una sonrisa, de herirnos con una mirada, de decir lo que nos arrepentiremos, de reírnos hasta llorar, de llorar hasta dormirnos…  . 
Y  todo vale la pena. Lo dulce y lo amargo. Vale la pena en cuanto lo pongamos en el lugar que corresponde  y  aprendamos de cada uno. En cuanto no los sobredimensionemos al punto de perder de vista la realidad.                                                                                                                         Y cuál es la realidad ??  Es lo que somos en el presente. En tu presente. En mi presente. En el presente  de las personas con quienes me cruzo o con quienes convivo. 
La realidad  es HOY.    VIVÁMOSLO !!!

miércoles, 26 de septiembre de 2018

DECIDÍ VIVIR !!!


Decidí vivir...
Decidí vivir a pesar del viento que intenta voltearme,
a pesar del suelo que se abre a mi paso
y me muestra horribles burbujas de lava.


A pesar que el mundo empuja al contrario
de mi alma firme, que a veces vacila,
que a veces intenta rendirse a un costado
del camino duro, con inmensas piedras.
Camino sinuoso, seco y empinado
junto al precipicio que a gritos me llama
para destruirme, pero no lo logra.
No logra apartarme de lo que he jurado.

Decidí vivir...
Decidí ya nunca tener ataduras que turben mi alma,
que corten mi aliento, que me arranquen lágrimas
y no me permitan respirar en calma.-

jueves, 30 de agosto de 2018

ETAPAS


La vida es una sucesión de etapas.
Éstas no necesariamente tienen que ser largas. En realidad la duración está en relación con los distintos hechos que se van sucediendo y su intensidad.  Y la marca o huella que dejan en el alma, depende más de la segunda que de la primera.
Hay etapas cortas pero tan violentas, que reacomodan nuestra existencia con un solo sacudón.
Hay otras largas y mansas, que nos dan un respiro.  Pero son tan mansas, que al estar atravesándolas nos invitan a pensar  en qué estará por pasar.
También están las cortas y felices !!! Éstas pues son el alimento necesario para almas cansadas. Y serán el rincón luminoso al que acudir en los momentos en los que la niebla se ponga demasiado espesa.
Pero las mas difíciles de transitar y salir airosos del reto, son las largas y tortuosas.  En ellas,  la carga se torna tan pesada que doblan la espalda mas fuerte,  quiebran el espíritu mas robusto,  obnubilan la mente mas clara y tornan la vida en un mar de lágrimas. 
Y si logramos resurgir de éstas como el ave fénix de las cenizas, el sabor del triunfo endulza toda amargura.-

lunes, 25 de junio de 2018



DE OTRO TIEMPO...





La  suave brisa que rozó mi cara…no volverá a hacerlo…
La gota de lluvia que mojó mi mano…ya estalló en el cuelo…
El murmullo de las palomas en el árbol, la caricia de su mano en mi pelo, el gorjeo de ese pichón en su nido, el canto de ese hornero en esa rama, la sonrisa de mi hijo, esa gota de rocío con la que amaneció esa rosa, su aliento en mi cuello esta mañana, su suspiro cuando mi mano acarició su cara, el rayo de sol que entibió mi frente … ya pasaron … ya no existen …
Llegará otra brisa, otra gota, otros gorjeos, otros suspiros … pero serán otros.





                     

           SIN PALABRAS



De pronto el silencio se destrozó con un llanto. Un sollozo agudo  y al mismo tiempo grave transmitía las sensaciones que atravesaban el ahogo del alma de quien lo emitía.  Angustia, desconsuelo, dolor, desasosiego, desesperanza… .

Todo transcurrió en el interior de alguien.  No salió al exterior.  Nadie escuchó nada.  Sólo vieron a un ser impávido que transitaba por la vida con el esbozo de una sonrisa.-